Sin categoría

Las Hnas. Mínimas de San Francisco de Paula en nuestra Casa de Espiritualidad

Esta semana, del 8 al 13 de noviembre, un grupo de 17 Religiosas de clausura, las Hnas. Mínimas de San Francisco de Paula, están realizando la  Asamblea General de su Federación en la casa de espiritualidad que las Hermanas Oblatas del Smo. Redentor tenemos en Ciempozuelos.

Una experiencia que muestra la riqueza y diversidad de Carismas en la Iglesia y la belleza de la Comunión universal, porque como afirma el padre Arturo Sosa, nuevo General de los Jesuitas: el verdadero rostro de Dios es multicolor, multicultural y multivariado. Dios no es un Dios homogéneo”.

Recordamos también que nuestra Casa de Espiritualidad está abierta a todo tipo de grupos que quieran tener unos días de retiro o espiritualidad. Comunidades de parroquias, congregaciones religiosas, laicos y laicas, grupos de espiritualidad…

Puede pedir información y reservar de estas maneras:

  • Llamando directamente al teléfono: 91 893 00 14
  • Enviando un fax al número: 91 893 05 51
  • Enviando una correo electrónico a: osrcm@telefonica.net
  • Escribiéndonos en al apartado “contacto” de este blog

dsc02343

Anuncios
Sin categoría

Beatificacion del P. Antolin Pablos Villanueva

El pasado día 29 de octubre en la catedral de Santa María la Real de la Almudena, en Madrid, tuvo lugar la beatificación de los monjes benedictinos de Silos (Burgos) que residían en el monasterio de Montserrat : P. José Antón Gómez, OSB; P. Antolín Pablos Villanueva, OSB; P. Rafael Alcocer Martínez, OSB; y P. Luis Vidaurrázaga González, OSB. Los cuatro monjes fueron asesinados en 1936.

La Eucaristía estuvo presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la congregación para las Causas de los Santos.

Uno de los beatificados, el p. Antolín Pablos Villanueva, escribió las primeras biografías de José María Benito Serra y Antonia María de Oviedo y Schöntal, fundadores de la Congregación de Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor.

Entre los asistentes que participaron en el acto, estuvo María Cruz Ciordia, Hermana Oblata del Santísimo Redentor, quien entregó al cardenal dos ejemplares de estas biografías. Un gesto que la religiosa vivió con gozo al poder representar a la congregación.

A la ceremonia acudieron, además de numerosos fieles, varios benedictinos, benedictinas y cistercienses, con sus respectivos abades y abadesas, provenientes de distintos monasterios de España.

Un día para recordar a quienes vivieron la experiencia de la fidelidad del Dios de la Vida que nos acompaña, como a su Hijo, hasta en la muerte violenta. Que el dolor de la muerte entre hermanos nos abra decididamente a la reconciliación fraterna.